Fibromialgia, la enfermedad del HacerArtículo anterior
Miomas uterinos y su tratamiento con MTCSiguiente artículo

Acupuntura, moxibustión, masaje Tuina, fitoterapia, alimentación energética | Psicología y coaching | Osteopatía | Yoga

El sexo y la Medicina Tradicional China (MTC)

Interlineado+- ATamaño de letra+- Imprime este artículo
El sexo y la Medicina Tradicional China (MTC)

Desde la antigüedad, la sociedad taoísta, consideraba el sexo como una parte natural y necesaria de la vida, sin otorgarle los juicios morales atribuidos en Occidente.

Para la filosofía taoísta, el sexo es una más de las expresiones del intercambio entre esas dos energías de la naturaleza opuestas y complementarias que son el Yin y el Yang. La teoría del Yin-Yang nos da una perspectiva del universo en la que cualquier cosa, situación o emoción no puede existir sin su opuesto, y que estas dos cualidades de la energía se transforman la una en la otra de manera cíclica y natural.

Según explica Xiaolan Zhao en su libro Medicina Tradicional China para la Mujer (2006), “los antiguos taoístas describían la relación sexual metafóricamente como yun-yu o «nubes y lluvia».” Las nubes hacían referencia a las secreciones femeninas y la lluvia a la emisión de semen masculino. En la terminología clásica, la vagina es llamada “el camino de jade” y el pene “el tallo de jade”.

Durante las relaciones sexuales se intercambian fluidos, se sincroniza la respiración, así ni Yin ni Yang dominan uno sobre el otro, se establece una relación de equilibrio.

La energía del Yang (activa, caliente, breve) se equilibra con el Yin (fresco y lento). En la relación sexual la parte masculina aporta Yang que activa al Yin femenino, y el Yin de la mujer nutre al Yang masculino. Podemos decir que es un acto en el que agua y fuego se armonizan y fortalecen al ser humano.

 

El concepto de Jing y la frecuencia de actividad sexual

Otra de las teorías fundamentales de la MTC es la Teoría de los Tres Tesoros, que establece que hay 3 estados de condensación de la energía: Shen (el aspecto más sutil, mente y emociones), Qi  (la energía que nos mueve) y Jing (la materia).

El Jing o Esencia es la base material de la vida y aporta la energía fundamental, la herencia y la fuerza vital en el caso de la formación de un nuevo ser, define cómo somos y cómo nos desarrollaremos a lo largo de la vida. Es un tesoro que es necesario cuidar y conservar a lo largo de la vida.

Podemos decir que cada persona nace con un capital de Jing y durante el transcurso de la vida ese capital va disminuyendo de forma natural. Sin embargo, el estilo de vida y el uso que demos a esa energía determinará si el Jing se agota antes o después. El agotamiento de Jing se refleja en los signos de envejecimiento (canas, debilidad ósea y de los dientes, trastornos en el área reproductiva, entre otros).

Las secreciones sexuales (y especialmente las células reproductivas –espermatozoides y óvulos–) son consideradas la materialización del Jing o Esencia. A través de la eyaculación, el hombre “pierde” Jing. En cambio la mujer retiene su Esencia al mantener las secreciones asociadas al acto sexual dentro de su cuerpo (para las mujeres la pérdida de Jing está relacionada con la menstruación y no directamente con la actividad sexual).

Así como una actividad sexual regular fortalece a ambas partes de la pareja (aportando Yin al hombre y Yang a la mujer y activando la circulación de Qi), una actividad sexual excesiva –entendiéndose en los hombres como eyaculación–, puede desgastar el Jing.

Image: A641133, A641134, A641135, The Science Museum, London

Para la MTC el exceso de actividad sexual es una de las causas de enfermedad y es frecuente que en muchos problemas sexuales, como la impotencia, la eyaculación precoz y la infertilidad, haya que hacer un ajuste en este sentido como parte del tratamiento.

La falta de relaciones sexuales, en el caso de que el deseo esté presente, también es considerada una causa etiológica o causa de enfermedad. Algunos médicos chinos contemplan la falta de sexo como una causa de estrés emocional. Cuando el deseo sexual está presente pero no es atendido, el Fuego Ministerial –esa energía primordial necesaria para “activar” los proceso metabólicos– puede volverse patológico, acumularse o provocar los síndromes de MTC conocidos como Calor en la Sangre (que puede manifestarse con menstruaciones muy abundantes, por ejemplo) y/o Estancamiento de Qi en el Jiao inferior –zona del cuerpo por debajo del ombligo– que provoca con frecuencia menstruaciones dolorosas, síndrome premenstrual acusado o disfunción eréctil, entre otros trastornos.

 

Y entonces, ¿con qué frecuencia?

Cada persona es distinta y no se puede generalizar cuánto es una actividad sexual excesiva. Es algo que cada persona, según su condición física, energética y de edad, debe observar; además también deben tomarse en cuenta las estaciones, aumentando la actividad en verano (cuando el Yang está en su máximo) y disminuirla en invierno (cuando el Yang está en su mínimo).

El Su Nu Jing o “Clásico de la Muchacha Sencilla” (Dinastía Sui 581-618) –libro clásico de la MTC que trata sobre la vida sexual–, da algunas pautas a modo de referencia, sin embargo se considera un ritmo de actividad sexual sana aquel que no provoca molestias después de eyacular, tales como dolor o debilidad lumbar, mareo, así como si hay debilidad de rodillas, descenso de la libido, sensación de frío… Es caso de notar algunos de estos “signos de alerta” conviene reducir la frecuencia de la actividad sexual.

Edad Buena salud Salud media
15 2/día 1/día
20 2/día 1/día
30 1/día Cada 2 días
40 Cada 3 días Cada 4 días
50 Cada 5 días Cada 10 días
60 Cada 10 días Cada 20 días
70 Cada 30 días Ninguna

Tabla 1. Frecuencia de actividad sexual sana por edad y estado de salud. (Maciocia, 2007)

 

Algunas recomendaciones

Para la MTC son muy importantes las condiciones en las que se lleva a cabo la actividad sexual. Por ejemplo, coger frío después del coito puede debilitar fuertemente al Yang de Riñón, por eso es muy importante evitar enfriarse durante y después del coito, especialmente en las zonas abdominal y lumbar.

En próximos artículos abordaremos la falta de deseo sexual y su opuesto, ese “subidón” que en algunas personas se mantiene durante un periodo más o menos prolongado.

¡A activar el Qi, cuidando de tu Jing y tu Yang! 😉

  

Otros artículos que pueden interesarte:

El Jing o Escencia vital, una de las sustancias fundamentales para la vida

Los Tres Tesoros de la Medicina Tradicional China

 

Referencias:

VV.AA. (2002) El Tao del amor el sexo y la larga vida: textos clásicos de sexualidad en la antigua China. DILEMA.

Dr. Xiaolan Zhao, Kanae Kinoshita (2006) Medicina tradicional china para la mujer. Ed. URANO

Maciocia, G. (2007) Los Fundamentos de la Medicina China. Aneid Press

Maciocia, G. Sexual life in Chinese Medicine. [internet] Disponible: http://maciociaonline.blogspot.com.es/2011/07/sexual-life-in-chinese-medicine.html Acceso: 19/02/14

Fotografía: A641133, A641134, A641135, The Science Museum, London

___

Dardané González es Graduada en Medicina Tradicional China y Acupuntura por ISMET, Graduada en Quiromasaje por ISMET, terapeuta, docente y directora de comunicación en Instituto Meridians en Barcelona.

5 comentarios

  1. Elisa 15:27, Mar 11, 2014

    Hola! muchas gracias por el artículo, me ha parecido muy interesante. Me gustaría plantearos una duda que tengo, desde la medicina tradicional china ¿qué métodos anticonceptivos no dañarían la salud? He leído los métodos hormonales generan desequilibrios. un saludo

    Responde a este comentario
    • Dardané González 19:15, Mar 17, 2014

      Hola Elisa,

      En los clásicos de la Medicina Tradicional China (MTC) se aconseja evitar la eyaculación para evitar el desgaste del Jing, sin embargo esta práctica requiere de mucho entrenamiento por parte del hombre y no garantiza la anticoncepción… Si traemos los conceptos básicos a los tiempos modernos, la sugerencia sería utilizar cualquier método no hormonal, ya que estos efectivamente ocasionan desequilibrios, entre los que encontramos principalmente Estancamiento del Qi.

      Así que la sugerencia va desde el uso del preservativo (que además previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual) hasta métodos naturales como el control de la temperatura basal en combinación con el método del ritmo y la observación de los cambios en el moco cervical, cada pareja debe buscar el método que se ajuste mejor a sus necesidades.

      Saludos!

      Dardané González | Instituto Meridians

      Responde a este comentario
  2. Elisa 21:17, Mar 18, 2014

    muchas gracias!!

    Responde a este comentario
  3. jorge Ortega 18:45, Ago 22, 2014

    Sí hombre se a echo la vasectomía. también pierde tanta energía?

    Responde a este comentario
    • Dardané González Autor 16:41, Ago 25, 2014

      Buenas tardes Jorge,
      para la Medicina Tradicional China (MTC) el Jing o esencia no hace referencia exclusiva a los espermatozoides, además la vasectomía es un procedimiento que altera el funcionamiento del organismo en condiciones normales, pudiendo producir bloqueos de energía y sangre.

      La frecuencia de eyaculaciones saludable varía en función del estado energético de cada hombre. Como comentamos en el artículo, es necesario observar tu estado después de la eyaculación y otros síntomas que pueden estar asociados a la pérdida excesiva de escencia, como el envejecimiento prematuro, las molestias lumbares y de rodillas, la sensación de frío lumbar, mareo o dolor de cabeza después de eyacular, cambios en la líbido, etc. para determinar si la frecuencia que llevas es adecuada para tu estado energético.

      Saludos,

      Dardané González | Instituto Meridians

      Responde a este comentario

Deja tu comentario

Deja un comentario

Artículos

Curso Infertilidad Masculina desde la Medicina Tradicional China| Noviembre 2016

Curso Infertilidad Masculina desde la Medicina Tradicional China| Noviembre 2016   0

Descripción del curso Entender  la visión de la Infertilidad Masculina y su tratamiento desde la perspectiva de la Medicina tradicional China. Objetivos ·    Entender la Infertilidad masculina  desde la perspectiva de la Medicina [...]

Visitas concertadas

Provença 500, entlo. P2
08025 Barcelona

mtc@institutomeridians.com
T. 93 000 53 23 | M. 645 439 501
Ver mapa»

Nuestro horario

Lunes a viernes de 10.00 a 21.00h
Sábados 10.00 a 14.00h

Un proyecto de Medicina Tradicional China auténtica y Salud Integral

Un proyecto de Medicina Tradicional China auténtica y Salud Integral

Consúltanos tu caso

Si rellenas este formulario podrás hacer una consulta sin compromiso ni coste por tu parte y te responderemos a vuelta de email en cuanto nos sea posible. (Asegúrate de que tu email está correctamente escrito para que recibas nuestra respuesta)





Nombre | El teu nom | Votre nom *

E-mail | Adreça electrònica | E-mail *

Teléfono | Telèfon | Téléphone

Motivo de consulta | Motiu de consulta | Motif de la consultation

Mensaje | Missatge | Message

Introduce este código: captcha

He leído la política de privacidad.

* (obligatorio) | (obligatori) | (obligatoire)

Horario de clases

Clases de Qi Gong»
Martes de 20.15 a 21.15h
Miércoles de 10.30 a 11.30h
Clases de Yoga Oncológico»
Lunes de 12.30 a 13.30h
Clases de Yoga para embarazadas»
Martes de 17.45 a 19.15h
Salud reproductiva en Instituto Meridians | Fertilidad, embarazo y postparto, ginecología, andrología

Newsletter Instituto Meridians

Suscríbete a nuestro boletín.
* = campo obligatorio

I_Meridians @ Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies