Después del parto, “loquios”